sábado, 19 de abril de 2014

El concepto de Injusticia Educativa de los estudiantes de magisterio

Los estudiantes de Educación Infantil y Primaria de la Universidad Autónoma de Madrid que realizan actividades de Aprendizaje-Servicio reflexionan también sobre su concepto de Justicia Social y su percepción de las injusticias educativas. Hecn una lectura sobre el tema, debaten sobre ello y responden a 2 preguntas: ¿Cómo definirías tu propio concepto de Justicia Social? y ¿Qué situaciones de injusticia pueden darse en el aula y en la escuela? El estudio que realizamos sobre el tema se presentó en el III Congreso Internacional de Convivencia Escolar que se celebró el año pasado en Almería. Puedes descargar el texto completo pinchando aquí. Lo que sigue son extractos del trabajo publicado por la editorial GEU.
Las respuestas de los estudiantes a la segunda pregunta se analizan desde la teoría de las 3R (Reconocimiento, Redistribución, Representación-Participación) de Javier Murillo y Reyes Hernández-Castilla. Según los estudiantes, las injusticias escolares por reconocimiento se relacionan con situaciones de discriminación por nacionalidad, género, orientación sexual, apariencia y diversidad funcional, e identifican como agravante la situación de crisis económica:
     “…la injusticia con respecto a los maestros y por consiguiente a los alumnos. Por los   actuales recortes ha habido una reducción de salario y aumento de horas para los docentes, entre otras injusticias, pero lo más grave es aumentar el número de alumnos en las aulas; de esta forma no se puede atender correctamente las particulares de cada alumno y sus capacidades…”.
    “…Discriminación de un alumno, tanto por parte del profesor como por la de los alumnos, por su nacionalidad, etnia, condición física, por su religión, posición política o por su sexualidad…”.
Respecto a las injusticias por redistribución, los estudiantes de magisterio observan que la crisis económica da lugar a situaciones complejas en los centros escolares:
    “…Actualmente, la situación de crisis económica que afecta a todos, aunque en diferente proporción, puede influir de forma directa en el aula y la escuela, tanto a alumnos como a profesores. Una de las posibles situaciones de injusticia  social dadas en el aula y la escuela viene directamente relacionada con la  actual crisis económica. Esta situación de escasez de trabajo, falta de recursos y acciones desfavorecedoras hacia las familias influye de forma directa en la educación del menor, produciéndose faltas reiteradas de la escuela, abandono temprano, escasez del material educativo por la falta de recursos… debido al alto coste de la educación, aun siendo pública… También se ven afectados los docentes, quienes han visto su sueldo reducido y ampliadas sus horas de trabajo, así como se han visto mermadas las subvenciones y materiales de enseñanza, haciendo que sus alumnos se encuentren en desventaja con los de otros colegios o zonas…”.
     “…Una situación muy polémica, en mi opinión con una gran carga de injusticia social, es que algunos niños tengan que ir al colegio con “tupper” porque no reciben ayudas para poder  ir al comedor del colegio, mientras otros niños sí que pueden ir al comedor porque sus familias poseen más recursos económicos…”.
En lo que respecta a las injusticias por representación-participación, estos alumnos plantean situaciones de abuso de autoridad en el aula:
      “…la autoridad suprema del profesor, sin escuchar la opinión del niño…”.
     “…El hecho de no informar a los alumnos sobre cuáles son sus derechos dentro de la sociedad y cuáles son sus obligaciones, también es una injusticia…”.
     “…Recibir por parte del profesor una metodología o una pedagogía que funciona sólo para unos alumnos determinados…”.
En este estudio llegamos a la conclusión de que si a la experiencia de ApS se le añade el enfoque de la Justicia Social, se enriquecen las experiencias de aprendizaje y de servicio, y los estudiantes toman conciencia de su propio concepto de justicia social y de su papel en el cambio educativo y la transformación social.

1 comentario:

  1. Por favor que me contesten: Alguien ve normal que después de haber trabajado 33 años no me corresponda ningún subsidio por trabajar mi marido y ganar 1.027.-€ el tope para tener derecho es de 972.-€., y que TAMPOCO ME CORRESPONDA PENSION DE JUBILACION por no haber trabajado 2 años dentro de los últimos 15?.
    Con sólo “trabajar” bueno más bien “cotizar” 3 MESES tienes subsidio de hasta 33 MESES.
    Con sólo trabajar 6 AÑOS tienes 426.-€ garantizados hasta los 65 años y después tienes la pensión de Jubilación, para esto sólo es necesario estar soltera o que tu marido “declare” aunque no sea verdad, que gana menos de 972.-€/mes.
    POR FAVOR ……., QUE HE HECHO MAL, TRABAJAR Y SER HONRADA?????.

    ResponderEliminar